Junto al salón privado con televisor de 50 pulgadas y la chimenea, el Bar Embarcadero es un acogedor coffee shop donde degustar no sólo nuestro desayunos, sino deliciosos aperitivos caseros o una copa, a un paso de las playas y el paseo.